Fomentar el vínculo fraterno en discapacidad

Si bien los pensamientos y sentimientos de los hermanos de personas con discapacidad son diversos y guardan relación con características individuales y contextuales, se pone de relieve que comparten la necesidad de información, de expresión de sentimientos como así también de participación y responsabilidad en cuestiones vitales referidas al hermano.

Ahora bien, las variables que pueden influir en la vivencia que un hermano tiene sobre la discapacidad son múltiples. Entre ellas se encuentra el género (tanto del hermano como de la persona con discapacidad), el orden de nacimiento y cantidad de hermanos, edad (incluso en relación a la diferencia de edad entre los hermanos), características personales (por ejemplo, a la personalidad), el tipo de discapacidad y grado de afectación, forma de organización familiar (nivel de cohesión, comunicación) y aspectos culturales y sociales. Tener claro conocimiento de los aspectos, tanto positivos como negativos, que el diagnóstico de un niño con discapacidad tiene sobre sus hermanos reviste vital importancia puesto que permitirá identificar necesidades personales y familiares, plantear y estimular estrategias de afrontamiento y revalorizar la oportunidad de enriquecimiento personal.

La familia tiene tres funciones principales que resultan apropiadas para todos sus miembros. La primera de ella se centra en satisfacer las necesidades básicas de sus miembros (alimentación, salud, afecto), la segunda en transmitir a las nuevas generaciones los patrones fundamentales de la sociedad a la que pertenecen (lenguaje, valores, costumbres, creencias, normas de comportamiento y relación) y la tercera consiste en educar para la vida (habilidades y capacidades para desarrollarse con eficacia en la sociedad a lo largo del ciclo vital).

Ahora bien, si nos detenemos en el vínculo fraterno se observa que las interacciones con los hermanos promueven el desarrollo social, cognitivo y emocional. Surgen entonces dos cuestiones relevantes, por un lado que el desarrollo de relaciones genuinas entre hermanos resulta de inestimable valor, y por otro que está al alcance de cada familia, a partir de su esencia única e irrepetible, implementar diversas pautas para favorecer dicho lazo fraterno.

Algunas de ellas son:

• Ofrecer información sobre la discapacidad, con clara convicción de que un diagnóstico no es sinónimo de pronóstico.

 • Ayudar a desarrollar actitudes y comportamientos que les permitan afrontar situaciones estresantes de manera constructiva.

• Permitir que expresen sus sentimientos y verbalicen sus pensamientos en el marco del respeto por la comunicación, de la escucha activa y empática.

• Reconocer las competencias y habilidades personales, evitando las comparaciones  y resaltando lo valioso de la singularidad y de la actitud colaborativa entre ellos.

• Generar y sostener momentos compartidos, propiciarles tiempo para que estén juntos y desarrollen actitudes de complicidad y disfrute.

• Ser claros en la pautas y normas de convivencia a partir de un adecuado modelado.

• Impulsar la participación de los hermanos en distintos grupos y talleres donde puedan encontrarse en un espacio de reflexión, aprendizaje e identificación.

Por último, y no por ello menos importante, recordar que el amor fraterno surge no sólo por el hecho de ser hermano, sino de su cultivo en convivencia que puede vivirse con mayor intensidad, esfuerzo y trabajo en una familia con hermanos con discapacidad. Los lazos afectivos adquieren otra profundidad y fortaleza. Las trayectorias son diversas, las familias también.

Por Florencia Vázquez, Lic. en Psicología

Referencias bibliográficas

Eusebio Ponce, J., Espino,
A.M., & Torrecillas, M. (2014). Estudio de factores resilientes en familiares de personas con discapacidad. Revista de Psicología, 1(6), 431-442.

Iriarte Redín, C. & Ibarrola-García, S. (2010). Bases para la intervención emocional con hermanos de niños con discapacidad intelectual. Electronic Journal of Research in Educational Psychology, 8(1), 373-410.

Lizasoáin Rumeu, O. (2007). Impacto que puede conllevar tener un hermano con discapacidadfactores condicionantes y pautas de intervención. Revista Española sobre Discapacidad Intelectual, 38(3), 69-88.

Luque Rojas, M. J. (2020). Pautas de intervención familiar en hermanos de niños con discapacidad. Innovagogia, 5, 1-13.

Ponce Rivas, A. (2007). Apoyando a los hermanos. Tres propuestas de intervención con hermano de personas con discapacidad intelectual. Cuadernos de buenas prácticas FEAPS.

¿Cómo es la relación entre hermanos en casa? ¿Cómo favorecen el vínculo?

Deja una respuesta

ASDRA - Asociación Síndrome de Down de la República Argentina

Uriarte 2011 (C1425FNA) CABA - Argentina
ASDRA, Miembro Fundador de la Red T21 / Miembro Fundador de FIADOWN
www.asdra.org.ar

Contactate con comunidad ASDRA: